Odontología Slow

El movimiento slow es una iniciativa cultural y una tendencia filosófica que propone calmar la actividad humana. La corriente slow quiere tomar el control del paso del tiempo a favor del bienestar, la salud y la felicidad de las personas y de su entorno medioambiental.

La aceleración de la actividad profesional, de los mercados de consumo y del desarrollo tecnológico ha desembocado en que muchas personas sean víctimas de la tiranía del paso del tiempo y de la incapacidad de disfrutar del momento presente.

En un mundo en el que se nos invita a estar activos constantemente y en el que la oferta de consumo, de ocio y de ejercicio profesional ocupa las 24 horas del día, se hace necesario y muy conveniente saber encontrar un equilibrio justo.

La Odontología Slow nos ofrece una nueva visión que se inspira en los éxitos del pasado para afrontar los retos del presente y futuro en la Odontología.

Método de excelencia

La Odontología Slow es un método de excelencia en el que se integran perfectamente los protocolos clínicos con los de gestión y organización diseñado para todos aquellos que confían en que a veces “menos es más”. Cruzar la barrera psicológica de que más pacientes, más primeras visitas o más tratamientos no es necesariamente mejor y no significa conseguir más, es un paso decisivo para adentrarse en una filosofía de trabajo que reformula los criterios de éxito.

Así, mediante la fusión de excelencia en la gestión y la praxis clínica buscamos ayudar al dentista a introducir mejor a sus pacientes en su clínica, realizar un mejor diagnóstico, motivarle hacia la aceptación del tratamiento ideal, mejorar la planificación y posteriormente la ejecución de cada caso, además de conseguir una atención y servicio excelente que consiga la satisfacción total del paciente y del profesional.

CUATRO PILARES DE LA ODONTOLOGÍA

Calidad Asistencial

Que la Odontología sea excelente es un objetivo fundamental. La odontología slow prioriza la calidad por encima de la cantidad en un modelo en el que muchas veces “menos es más”.

Método de Gestión

Un entorno eficiente y una buena gestión del tiempo y de los recursos son fundamentales para hacer que esa calidad sea reproducible, rentable y sostenible en un entorno el que se consigue “más con menos”.

Focalizar al paciente

El paciente es el centro de todo proceso y todo el modelo slow gira entorno a su satisfacción y a la superación de sus expectativas, tanto racionales como emocionales.

Innovación Responsable

La Odontología Slow está siempre a favor de la innovación y de las nuevas tecnologías, siempre que se apliquen metódicamente y con un trasfondo de evidencia científica que aseguren que aportan beneficios para cada paciente.

Odontología Slow
Odontología Slow
Odontología Slow
Slow Dentistry Academy

Cambia tu forma de hacer las cosas ahora.